Introducción

La nutrición simbiótica nos enseña, una nueva manera de relacionarnos amablemente con los seres que nos sirven de alimento y también con las comunidades de microorganismos que nos habitan de forma natural. Los cuales hacen funciones imprescindibles para la nutrición, el mantenimiento saludable de los seres vivos.

Si bien, la Nutrición Simbiótica no es una dieta en especial o sistema alimenticio. Aprendemos a comer productos revitalizantes y regeneradores. Los productos frescos crudos y los fermentados son muy  importantes. Veremos muchas técnicas, recetas y recomendaciones importantes para saber de que se trata y poder hacer cambios importantes de manera progresiva en nuestra alimentación.

La filosofía de vida de la nutrición simbiótica, fomenta una actitud solidaria y simbiótica con los seres que nos sirven de alimento. En un aspecto general, además de que el alimento sea natural, ecológico y sano, todas las especies que nos sirven de alimento deben de mantenerse y prosperar, mejorando como especies, para poder decir que estamos dentro de una relación de nutrición simbiótica.
Actualmente nos vemos fuera de esta relación mencionada y dentro de un sistema social, de valores altamente mercantilistas y consumistas. Se espolian los recursos naturales, para suministrar alimento a una vorágine humana en crecimiento continuo, y que consume 100 veces más de lo que necesita para su verdadero bienestar.

Sumidos en la ansiedad y el estrés, los humanos devoramos alimen- tos y recursos, para llenar el hueco emocional y existencial que nuestra cul- tura fomenta, para que seamos buenos ciudadanos, muy consumidores y obedientes con las tendencias y cánones establecidos dentro del engranaje industrial, y los poderes que manipulan nuestras debilidades, para enrique- cerse y acaparar poder y territorios, tanto físicos como abstractos.

Los humanos, deben respetar las asociaciones simbióticas, facilitando el desarrollo vital y la mejoría de las especies que utilizan para obtener alimento. Y también, respetar los recursos naturales de los que otras especies se sirven en el ecosistema compartido, aunque no le ofrezcan aparentemente, un beneficio directo.

Escalada y aumento en complejidad de las asociaciones, las especies y los ecosistemas.

Es hora pues, de tomar con-ciencia y volver al sentimiento de pertenencia a la biosfera de este planeta vivo donde nosotros somos, porque la vida en su multiplicidad y magnificencia lo es.
En consecuencia hacer lo posible con coraje saliendo lo posible de nuestra zona de mortecino confort, el cual se mantiene a base de golpes de extinción y degeneración sobre las otras especies que deberíamos respetar y venerar, ya que nos dan lo necesario para la vida. Esto incluye también, además de las especies visibles, que tengamos en cuenta a los microorganismos, que son los verdaderos regentes de la vida y la conciencia en este planeta. Lo cual nos otorga una conciencia microbiótica y un aspecto de la totalidad donde lo más pequeño posee la mayor coherencia en este gran universo.

EL amor y el respeto a la vida conlleva comprender como sus criaturas más pequeñas y abundantes son el propio sustento de la biosfera. Así que están en todas partes, incluido todo nuestro cuerpo y todas las etapas de nuestra generación y crecimiento. Por eso amar a quien te sustenta la vida es normal. Es hora también de remitir el miedo y la fobia a los microbios, protegerlos y darles un alimento apropiado. Esto es crucial, para los que habitan nuestro cuerpo, los cuales modulan y amortiguan o eliminan, los efectos nocivos de la oxidación, los tóxicos y los patógenos.

Gracias a los microorganismos podemos digerir los alimentos y finalmente asimilarlos. Además son mensajeros y responden químicamente a las necesidades del anfitrión. Cuando el ambiente interno del cuerpo es adecuado para su bienestar, responden con bioquimica para el bienestar y eso que hace que seamos más vitales, radiantes y felices.

Iremos viendo, en este espacio divulgativo y formador, como podemos mejorar nuestro parasitismo involuntario, en post de una verdadera y original forma de alimentarse y de vivir en este planeta, en simbiosis con la vida y sus ciclos naturales.

Ander Urederra

About Ander Urederra

Fundador de Nutribiota

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.