Hummus de garbanzos germinados (paté de garbanzos)

El garbanzo es una fuente de proteínas que contiene glúcidos, grasas y fibra. Ademas de una buena proporción del necesario aminoácido triptófano, que es un precursor de la serotonina. Con los germinados de garbanzos se pueden realizar deliciosos patés vegetales. Además, al contrario de lo que ocurre cuando lo cocinamos, los germinados de garbanzos no producen gases durante la digestión. Siempre y cuando hayan tenido un periodo de fermentación al hacer el paté.

Germinar garbanzos es fácil. Una noche en remojo con abundante agua y luego solo mantener la humedad y que tengan aire. Mejor sin luz del sol.

Vamos con una receta para hacer un paté o hummus de garbanzos con todas las ventajas de la elaboración en crudo y consiguiendo una textura y sabor muy interesantes.

Ingredientes:

  • 1 taza de garbanzos. Cualquier variedad que se mastique bien una vez germinado es idónea (El garbanzo blanco lechoso es una buena variedad para esta receta, caracterizado por su finura y por presentar una gran homogeneidad en cuanto a textura. Es de mayor tamaño y más rico en proteínas, pero no en grasa, que la media de garbanzos españoles. Destaca por ser muy rico en hierro y por ser una fuente de sales minerales y vitaminas del grupo B. El agua a partir del 2º remojo, se puede utilizar para fermentarla y hacer un Rejuvelac bastante agradable)
  • zumo de  un limón 
  • ajo al gusto
  • 1 cucharada de tahín (puré de sésamo)
  • 1/2 cucharilla de cominos remojados en agua templada o molidos
  • 3 cucharadas de Agua o caldo de verduras
  • Perejil fresco picado
  • Opcionalmente un acelerador de la fermentación, como:
    • Media taza de verduras fermentadas
    • Un cuarto de taza de la bebida de tíbicos u otra bebida fermentada natural sin alcohol.

Elaboración:

  1. germinados los garbanzos. Para ello los lavamos y los ponemos en remojo en una ensaladera de 8 a 12 horas. Entonces se escurren, se lavan y se dejan cubiertos con un plato. Cada 8 horas se dejan un rato en remojo, se voltean y escurren, repitiendo hasta que le salga la raíz de 1 a 2 cm, lo que puede tardar tres o cuatro días a buena temperatura. Con la germinación los aminoácidos se duplican y el almidón se transforma en azúcares asimilables. 
  2. Pasar todos los ingredientes por batidora o pasapurés. Ha de quedar como un puré espeso. Le añadimos más líquido, limón o ajo, al gusto. Se puede agregar un poco más de aceite para que ligue mejor. Para un resultado más fino pasarlo por el pasapurés o el chino.
  3. Se mete en un tarro de cristal de manera que quede mucho espacio. Ya que al fermentar cambia la textura y el paté aumentará de volumen.
  4. Para servirlo se pone en un plato, se rocía con aceite y se espolvorea con pimentón y perejil. 
En la imagen, podemos ver como el paté aumenta de volumen considerablemente, cuando fermenta.

Se puede tomar untado sobre verduras crujientes, hojas de lechuga, de endibias, rodajas de manzana o pan tostado, dextrinado.

Consumir en los siguientes 3 a 5 días.

Para preparar el tahín de forma casera, hay varias alternativas a elegir que se pueden combinar:

Hagamos lo que hagamos, primero el sésamo se remoja 2h. y se tuesta un poco a fuego bajo o se activa poniéndolo en remojo 12h. y se tira el agua. Esto elimina los anti nutrientes y desbloquea los minerales de la cáscara.

1.- Pasándolo por la trituradora con un poco de agua templada.

2.- Triturando algunos dientes de ajo junto con el sésamo, hasta que quede todo bien incorporado. Un poco de aceite y/o agua pueden completarlo.

3.-Moliendo el sésamo en un molinillo de cereales y después hacer una pasta agregándole el aceite. Se puede usar un molinillo de café eléctrico en desuso. También se pueden triturar en un mortero o aplastando con un rodillo o botella sobre un mármol o plancha de madera.

4.-Germinando el sésamo integral hasta que se vea despuntar la raíz de la mayor parte de los granos y actuar como en el método 1. Se puede hacer mitad de germinados y mitad de molidos como en el método 3.

Variantes para el hummus de garbanzos germinados:

La adición de germinados de haba mungo (soja verde) suaviza el sabor un poco fuerte del garbanzo.

Igualmente agregando un poco de pasta de almendra o anacardos.

Pincha aquí para ver otra receta de humus de garbanzo: Humus crudivegano con comino y cilantro.

http://nutretufelicidad.blogspot.com/2013/03/humus-crudivegano-con-comino-y-cilantro.html

Ander Urederra

About Ander Urederra

Fundador de Nutribiota

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.